16 feb. 2013

.:Entrevista a Alberto González por Primula Studio:.

Extraemos de la revista digital P*Magazine nº4, creada y gestionada por Primula Studio, una fantástica entrevista que se ha realizado con motivo de la publicación de la novela El amargo despertar.
Os invitamos a leer la revista al completo, pues tienen muchos artículos interesantes, al igual que podrás conocer la labor que este medio de comunicación digital está desarrollando, con nuevos y buenos autores.

Os dejamos con la entrevista a Alberto:

♦ En primer lugar muchísimas gracias por brindarnos la oportunidad de presentar tu novela aquí en Prímula Studio y, sobretodo, de poder conocer un poco más a fondo a un escritor como tú.
¿Gracias? Es para mí un honor. Que alguien se interese en mi obra, hable conmigo y prepare unas preguntas es todo un orgullo. Gracias a vosotros. Mil gracias.

♦ Dinos ¿Hace cuántos años que te dedicas a escribir?
Si tomamos la palabra dedicación como “ganar dinero”, la primera vez que lo hice con un escrito fue con unos cuentos que escribí a los 21 años. Poco antes de esa fecha ya tenía claro que me gustaba y que me suponía un reto que no podía dejar pasar.

♦ Ya llevas muchos años escribiendo tus propias historias, incluso has ganado premios de literatura ¿Cómo te sentiste ya en aquel entonces?
Ni idea, no recuerdo. Tengo una memoria horrible. Recuerdo ponerme nervioso cuando me dijeron por primera vez eso de que has ganado, pero luego al recoger los premios estaba bastante tranquilo.

♦ ¿En qué sueles inspirarte a la hora de escribir?
Según. Las ideas que hicieron surgir mis novelas vinieron de repente. Una tras ver un barrio vacío, sin construir. Otra con una idea simple: “te levantas y eres otra persona”. Mis relatos han venido, casi todos, debido a cursos de escritura o a las bases de algún concurso literario.

♦ ¿Qué autores son los que más han influido en tu estilo literario y qué obras crees que han marcado tu gusto por la escritura?
Si hablamos de “El amargo despertar” mis influencias son claras: Julio Llamazares (y su obra La lluvia amarilla —nostálgica, bella y triste hasta decir basta—) y Steward, con La Tierra Permanece. Ahora, me encantaría, algún día, escribir con la magia que nos regala Haruki Murakami.

♦ Ahora mismo acabas de publicar en la editorial Nowevolution El amargo despertar, ¿Podrías hablarnos a grandes rasgos de ella y de cómo la concebiste?
El amargo despertar narra las desventuras de Jorge, su protagonista. Tras una mala noticia, se levanta en un barrio desconocido y no hay nadie. Todo el mundo ha desaparecido. La novela está escrita de manera circular (cosa de la que estoy muy orgulloso) y creo que he logrado una historia emocionante. Seca y dura, pero muy emocionante, llena de sentimientos y cercanía.

♦ La historia transcurre en Madrid ¿Por qué elegiste precisamente esta ciudad y no otra para el transcurso de la historia?
Porque la conozco y porque adoro mi ciudad. Eso sí, la historia —la mitad de ella— trascurre en Vallecas. ¿Qué decir de mi barrio? No os lo imagináis… ¡Quitaros los prejuicios!

♦ ¿Cuáles han sido tus principales inspiraciones a la hora de concebir una obra como esta?
La soledad y la nostalgia, dos emociones extremas que me abruman y me atrapan casi constantemente. En El amargo despertar son sentimientos profundamente positivos, que hacen sacar de los personajes lo mejor de sí mismos. Aquí discrepo con la mayoría de mi gente, que son bastante menos románticos que yo.

♦ ¿Qué ha supuesto para ti poder ver, por fin, tu novela publicada por una editorial?
Te puedo decir muchas cosas, una con poco estilo sería trabajo, muchísimo trabajo. Otra puede ser más clásica: ilusión. Por otra parte, adoro el mundo literario: autores, convenciones, discusiones y la lectura. Para mí es un orgullo pertenecer a él. Eso sí, a veces aparecen momentos no tan agradables. Me aparto de ellos lo más rápido que puedo.

♦ Ahora que has publicado El amargo despertar ¿Tienes más proyectos en mente?
Mi segundo proyecto literario está acabado, falta su corrección. Ha sido un camino duro: he intentado jugar con el lenguaje, mezclando historias, ritmos y puntos de vista narrativos (primera, segunda y tercera persona). Creo que la historia es buena (habla de los sueños y la manipulación), pero esta vez he intentado esforzarme más en la forma. Aunque es cierto que El amargo Despertar fui muy cuidadoso también con ella: me aparté de los recursos fáciles, de las terceras personas o narradores omniscientes. En mi tercera novela (que está ya iniciada en mi cabeza desde hace meses) quiero disfrutar. Creo que me lo merezco. Ojo, que el Amargo Despertar es entretenido y fluido, todas estas cosas son tonterías de escritores.

♦ Ahora conozcamos un poquito más a Alberto ¿Cómo es un día normal en tu vida? ¿Qué te suele gustar hacer?
Soy maestro de primaria (también ejerzo en Vallecas). Mi vida gira alrededor de ese dato, principalmente. Eso sí, trabajo para vivir. Escribo todos los días, sin excepción, antes de ir a trabajar (después no tengo fuerzas, es imposible). El resto del tiempo lo guardo para mi mujer (se merece todo), mis amigos (tengo decenas de muy buenos amigos) y mi familia, sin la cual no sería. ¿El resto? Leer. Lo adoro, aunque cada vez soporto menos los libros voluminosos, necesito cambiar de mundo cada pocas páginas.

♦ Si tuvieras que llevarte tres cosas a una isla desierta ¿Qué cosas serían?
Primero iría con mi chica, sino prefiero hundirme. Si voy con ella llevaría un libro electrónico con centenares de novelas, un supermercado (para poder comer toda mi vida sin preocuparme de la caza) y una farmacia. Soy bastante práctico.

♦ ¿Escribes para vivir o vives para escribir?
Ojalá escribiera para vivir, no veo mal alguno en ello. Por ahora es una distracción más, una algo alocada.

♦ ¿Has pasado por alguna situación en la que hayas pensado “Tierra trágame”? ¿Podrías contárnosla?
Recuerdo una ahora mismo. Aparte de maestro he sido monitor y coordinador de tiempo libre y en un campamento un amigo y yo (ya de monitores) decidimos dar un buen paseo en la hora de descanso. Se nos unieron varios niños y ese camino luego se convirtió en uno algo peligroso entre montañas. Pronto descubrí que fue una enorme negligencia. Al bajar, bueno, os podéis imaginar…

♦ ¿Qué consideras que es esencial en un escritor?
La constancia. Lo malo es que sé que muchos colegas no son constantes en absoluto y siguen haciendo pequeñas obras maestras. Me enroco, pues.

♦ Y ya por último ¿Qué le dirías a todos aquellos que desean sacar adelante sus obras?
Trabajo, mucho trabajo. Nada ni nadie va a hacer nada por ti. El mercado está más que saturado, por lo que tienes que sobresalir con eso: trabajo. No es nada romántica la realidad, por desgracia. Al menos queda gente como Nowevolution. Larga Vida.

♦ Muchísimas gracias por habernos concedido esta entrevista. Que sepas que siempre tendrás un rinconcito en nuestra revista para lo que quieras y que esperamos que algún día podamos ver más obras tuyas en formato físico.
Para mí es increíble que con un par de emails hayáis sido capaces de publicar una nota sobre la novela y, sobre todo, preparar una entrevista tan interesante como esta. Y sin conoceros de nada. Me alegra muchísimo. Estaremos en contacto. ¡Gracias! Lectores: ¿habéis visto ya el booktrailer? ¿Os habéis leído por encima las primeras páginas de esta pequeña gran historia que circulan por la red? ¡Animaros!


No hay comentarios:

Publicar un comentario