9 ene. 2013

.: Libros Vs Hamburguesas, opinión Nowevolution :.

Ayer leímos un artículo que nos entristeció sobremanera, La librería Catalonia de Barcelona, cerraba sus puertas. Fui a leer el artículo en su fuente, el periódico La Vanguardia, que podéis leer al completo aquí, un artículo que por supuesto señala que es una librería con más de ochenta años de historia, que tiene 800 metros para la cultura, como espacio, que se quedan en la calle diez empleados y que a pesar de luchar contra muchos problemas, no le queda más remedio que echar el cierre. Sin duda un cierre empresarial, que como negocio no ha sabido capear el temporal, o quizás no ha tenido más remedio, solo sus directores sabrán la realidad.


Si has podido leer el artículo, queremos reflexionar contigo esta noticia: 
Lo irónico del asunto, es que aprovechando su cierre, se ubicará en el mismo lugar un «dispensador» de la cadena McDonalds, con lo que cambiamos la comida rápida, que tan nociva es para nuestra salud, por un local dónde podías encontrar mundos por descubrir, autores que conocer, historias que poder compartir, y todo a un módico precio y en formato portátil.

Hemos llegado a un punto de la sociedad, en el que se está creando un «mundo a lo Bradbury», con su mundo de Farenheit 451, en el cual los libros son prescindibles, la cultura es relegada a más allá de los terceros puestos de la pirámide social de intereses. Y no nos damos cuenta, como nos «aborregan y nos dejamos hacer borregos», tu político de turno te marea, dándote lo que la gente quiere como fácil, te evita el que pienses, el que protestes, y cuando lo haces, encima sea malo hacerlo y te sientas mal, por poner en tela de juicio el bien común, sin duda el bien común de unos, que lo están haciendo como el de todos.
Así como en la antigüedad, y como símil el circo romano, nos distraen con lo mediático, nos están quitando las ganas de soñar, de imaginar, de descubrir nuevas forma de vida, nuevos mundos y todo a golpe de no proteger algo tan importante como es la cultura. No la fomentamos, no la queremos, de echo parece que la repudiamos: hay una impresión general de que los autores, los editores, actores, creadores audiovisuales, profesores y docentes, son todos unos aprovechados, de que todo en el mundo cultural es puro ocio, y no aporta nada en la sociedad, y esta opinión es compartida por muchos, para todos aquellos que no les interesa que pensemos distinto, que queramos un ocio distinto. ¿Dónde quedarán las tardes de teatro, de cine, de lecturas trasnochadas, las clases magistrales de tu profesor, que te marcan de por vida?

La respuesta es fácil: En un burguer, hablando del último reallity televisivo.
Nowevolution editorial

1 comentario:

  1. muy buena esa reflexión, estoy totalmente de acuerdo n_n

    ResponderEliminar